EL SEXTO SENTIDO


El sexto sentido, es algo que existe

Por lo menos así nos lo constata que los antiguos egipcios lo habían estudiado y ya lo representaban gráficamente con sus pictogramas.

Hoy encontré en internet el siguiente texto que "copio y pego" porque me ha parecido interesante con respecto a la explicación que aporta el paralelismo de las imágenes de este post, puesto que representaban ese "sexto sentido".

Transcribo :

"Los antiguos egipcios ya sabían de donde viene la representación del ojo de la conciencia y la glándula que despierta la visión de la conciencia. 

Al clarividente se le conoce como aquel que tiene el arte de “ver” con otros sentidos, más allá de los cinco tradicionales. A la clarividencia se le llama a veces el sexto sentido. Los que cuentan con tal habilidad expresan que ven con lo que se llama “el tercer ojo”.La glándula pineal, localizada aproximadamente en el centro de la cabeza, es del tamaño de un garbanzo, pero según ellos antes era del tamaño de una bola de ping pong.La glándula tiene una apertura, con un lente para distinguir luz, es hueca y tiene receptores para distinguir colores y tiene una visión de 90 grados. El único sentido donde no puede mirar es hacia abajo.


Dentro de ella se encuentran moléculas de agua capaces de la recepción más fina de las frecuencias vibratorias del universo y de decodificar todas las geometrías y entendimientos de cómo la realidad fue creada. Está en todos nosotros, grabado en nuestro ADN, pero en nuestra “caída” lo olvidamos y sin nuestras memorias comenzamos a respirar diferente.




La historia “aceptada” comúnmente: aunque la reverencia a la glándula pineal como objeto de adoración puede verse claramente en objetos del Antigüo Egipto (se representa por una especie de “piña” por su extraordinario parecido), y continúa observandose hoy en día en la iconografía hasta en el mismísimo Vaticano y el cetro del Papa.



En el siglo cuarto, Posidonius de Byzantium (final del siglo IV AD), teorizó que la imaginación se debe a la parte del cerebro, localizada en el ventrículo del medio. Muchas más personas teorizaron al respecto, pero fue René Descartes (1596-1650), famoso filósofo y matemático, quien en su libro “Treatise of man”, no describió al hombre, sino una especie conceptual del hombre, una criatura creada por Dios, que consistía de dos ingredientes, un cuerpo y un alma. En su teoría, la glándula pineal formaba parte importante ya que envolvía las sensaciones, imaginación, memoria y la causa de movimientos corporales.

Hoy se reconoce que la glándula pineal tiene cuatro funciones principales empezando por causar sensación de sueño, convertir señales del sistema nervioso en señales endocrinales, regular las funciones endocrinales y secretar la hormona melatonina, hormona que ayuda a regular el proceso de pubertad y ayuda a proteger al cuerpo de daño a células causado por libres radicales. Al parecer tiene un par de tareas más que en la antigüedad ni se imaginaban aun.

La glándula sin duda despierta la atención de los pensadores e iluminados desde tiempos inmemoriales. Además hoy en día se habla muchísimo de la habilidad de que posee de ver más allá de lo que vemos y se habla de cómo hemos perdido la capacidad de ver y como se supone vayamos dirigidos a evolucionar a un mundo de clarividencia.  — con Sylvia Mar"

Lo que nos aporta esta reflexión es que nuestra glándula pineal tiene una funcionalidad fisiológica vital, pero a la vez nos aporta esas capacidades "extrasensoriales" que desconocemos a las cuales no les damos la importancia que tienen.

Personalmente creo que todos disponemos de esa capacidad, y lo que llamamos INTUICIÓN probablemente es mucho más que una percepción especial, es "una especie de trabajo subterráneo, a través del cual procesamos la información inconscientemente", siendo importante que la acumulación de información sea correcta y orientada a configurar la búsqueda de respuestas, probablemente a través de una percepción activa y una anclaje de todo lo que percibimos en nuestra memoria y nuestro interior.




En el artículo  publicado en "EL PAIS" titulado "¿Podemos fiarnos de la intuición?" nos aclara que la intuición pasa por un proceso de aprendizaje y evolución de identificar las señales de nuestro inconsciente que acumula un conjunto de variables que nos permiten racionalizar y buscar soluciones a nuestros problemas a través de un razonamiento rápido (sin pensar), que denominamos "intuitivo"

"¿Podemos fiarnos de la Intuición?"


La evolución de nuestra INTUICIÓN podría desencadenar en "EL SEXTO SENTIDO", puesto que así nos los sitúa la descripción de la REAL ACADEMIA ESPAÑOLA puesto que aporta las siguientes acepciones :


1.- Facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento
2.- Percepción íntima e instantánea de una idea o una verdad que aparece como evidente a quien la tiene



Por último, como aficionado al cine, no quiero dejar de pasar por alto la película "EL SEXTO SENTIDO" , que se emitió en 1999, y fué interpretada por BRUCE WILLIS, actuando con el papel de un doctor infantil que intenta ayudar a un niño de 8 años que tiene visiones de muertos, siendo ese don sobrenatural de su paciente, la respuesta a muchas de sus preguntas.



El desenlace es interesante y recomiendo ver la película, pero para los perezosos aporto un resumen de ese final de película : "El doctor Malcolm (Bruce Willis) descubre que al ayudar al niño finalmente ha "finalizado sus asuntos", y ha quedado en paz, por lo cual finalmente se marcha tranquilo al más allá... no sin antes decirle unas palabras de despedida a su mujer mientras duerme."


Para mí la película dá paso a otra dimensión del "SEXTO SENTIDO" que se integraría en otras disciplinas, incluida la de los "VIAJES ASTRALES", que abordaré en otro momento, pero he querido hacer esta breve reflexión para destacar que todos disponemos de unas capacidades especiales que no aprovechamos y en algunos casos, algunas personas "desdeñan" porque tienen miedo o porque son "sordos a sus propios sentidos".




Para quienes quieran ir haciendo boca con los "viajes astrales" recomiendo leer este post en el cual se habla como se provocan desde un laboratorio.


Ampliar información, aqui

1 comentarios:

Anónimo dijo...

COMO DE SARROLLAR INTELIGENCA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA


Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente.


Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Publicar un comentario

Espero que los contenidos que has encontrado en este blog hayan sido de tu utilidad, por tanto, me gustaria considerar tus comentarios y utilizarlos para mejorar.