EL CUENTO DEL RATON Y EL EFECTO MARIPOSA



La fabula del ratón, es un cuento corto que nos ayuda a interpretar que hemos de ser solidarios y que pese a que pensemos que los problemas que ocurren en nuestro entorno NO nos afectan,  lamentablemente no es así.

En este mundo tan globalizado está claro que cualquier situación nos puede repercutir de cualquier manera y probablemente aquí podríamos extendernos con la concepción del denominado "EFECTO MARIPOSA".

La teorización del efecto mariposa viene vinculada a la teoria del caos, y su concepción proviene de las frases: "el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo" (proverbio chino) o "el aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un Tsunami al otro lado del mundo" así como también "El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo".

Como conclusión de la teoria del "efecto mariposa", podríamos decir que cualquier efecto o variación en nuestro entorno tiene sus repercusiones directas en nuestro pequeño mundo.



Del efecto mariposa podríamos hablar mucho, y por parte de la industria del cine se protagonizó en el 2004 una película titulada de ese modo (y su sucesiva saga). 




La película nos cuenta una historia, y el cuento nos cuenta otra.

Los personajes que aparecen en la fábula del ratón, podrían ser nuestras amistades, nuestros compañeros de trabajo, o la misma sociedad en la que vivimos, y nuestro posicionamiento en el cuento nos permite ser ratones, gallinas, corderos o vacas, ... ya que desde esa perspectiva, ser granjeros nos pone en una situación de gran dominio que podría venir representada por nuestros políticos, banqueros, etc, ...

Lo que está claro es que hemos de ser solidarios, y si nos ponemos un poco filosóficos podríamos concluir con uno de esos refranes y frases celebres que nos recuerde que aún no hemos evolucionado lo suficiente :

"Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el arte de vivir juntos como hermanos." 


Este post, sólo pretende recordarnos que la envidia y los individualismos no son el modo de favorecer que evolucionemos como sociedad del conocimiento y menos, en una sociedad donde "los granjeros" no asumen sus responsabilidades y no dejan que los ratones vivamos plácidamente.



Para complementar este post, hoy leí un artículo en el blog de PEDRO AMADOR, un EXPERTO EN FELICIDAD, titulado "La maldita idea de compararse", donde aporta una reflexión similar en la cual concluye con una frase muy concreta (y dice) : "Basta ya de comparaciones, y comencemos a responsabilizar a la gente por sus actos, y no por si lo hacen mejor o peor de los demás"


Si te quieres descargar el cuento, puedes hacerlo aquí.


Y por último, acabo con una reflexión triple, seamos ratones, pero consideremos la importancia del efecto mariposa, siendo responsable cada uno de sus actos.





1 comentarios:

maletorrico dijo...

Me encanto el articulo, muchas gracias. Es muy importante esa solidaridad con el otro ese deseo de darnos cuenta que todos pertenecemos a una misma unidad. Somos un todo.
Ya en sentido mas cotidiano, y me ha pasado muchas veces, que en ese deseo de ser solidario, de ser empatico con el otro he encontrado personas que buscan el relacionarse con otras a traves de la queja y es que el desafio principal ha resultado el voltear este guion de quejas enfocandolos a buscar las soluciones. Pero con que frecuencia sucede que tomamos distancia de personas con estos patrones y olvidamos que de alguna manera si llegaron a nosotros es porque hay algo que necesitamos aprender juntos en este largo camino de la vida.

Publicar un comentario

Espero que los contenidos que has encontrado en este blog hayan sido de tu utilidad, por tanto, me gustaria considerar tus comentarios y utilizarlos para mejorar.